Cyberflashing

Cyberflashing

¡Un fenómeno en crecimiento!

Nuestro tema de hoy se suma a las formas de acoso digital y es dirigido de forma indiscriminada a cualquier persona. El cyberflashing es el envío de imágenes o videos con contenido sexual a través de medios digitales, sin consentimiento del destinatario final. Regularmente ocurre de un completo desconocido que disfruta de hacer llegar ese contenido (imágenes de sus partes íntimas) a diferentes personas, porque en el ejercicio de esta conducta encuentra placer y a su vez está buscando enganchar a alguien para comenzar a intercambiar imágenes mutuamente o hasta conducirle a un encuentro íntimo.  

Supongamos que de repente vas en el transporte público, te encuentras en la plaza o en un café conversando con un amigo o amiga y de repente recibes un archivo que al abrirlo resulta en una imagen con contenido sexual. Y entonces dices, ¿Cómo llegó esto aquí? Pues es simple, si no has tomado las precauciones correspondientes, seguramente tu bluetooth está habilitado y sin medidas de seguridad que restrinjan la recepción del envío de archivos y por ello has recibido uno sin tu consentimiento. Y lo más grave de este asunto, es cómo te hace sentir, ya seas hombre o mujer, seguramente puedes sentirte demasiado incómodo o incómoda.

Esta conducta situada en el exhibicionismo, ya busca ser penalizada en varios lugares, como un delito de carácter sexual, porque al final resulta en acoso e intimidación siendo hostigante y ofensiva para quien recibe esa clase de contenido. Sin embargo, no solo consiste en el envío de imágenes a través de wifi o bluetooth, también engloba la práctica del envío no autorizado de imágenes obscenas a través de cualquier plataforma digital, por ejemplo cuando la recibes a través de Instagram o Twitter.

Para prevenir ser víctima de cyberflashing te dejamos los siguientes consejos de seguridad:  

  1. Configura la seguridad de tu bluetooth o tu AirDrop, asegúrate de que únicamente las personas que pertenecen a tu lista de contactos pueden ver tu dispositivo o que este puede mostrarse solo cuando tú lo autorizas, preferentemente mantenlo apagado y sólo enciéndelo cuando vayas a utilizarlo. Así mismo, configúralo para que los archivos requieran tu autorización para ser recibidos en tu dispositivo.
  2. Asegura tus redes sociales, utiliza las opciones de seguridad y privacidad para que restrinjas la recepción de mensajes y solo puedas recibirlos de las personas que forman parte de tu lista de contactos, así tu cuenta sea pública, puedes asegurarte de que solo tus contactos puedan enviarte mensajes.
  3. Si recibes contenido inapropiado, reporta o denuncia al usuario.
  4. Busca ayuda.

Proteger la integridad humana y garantizar el buen uso de los medios digitales, es responsabilidad de todas y todos los que formamos parte de este entorno virtual.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
5/5

Deja un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay ninguna descripción de la foto disponible.