E-commerce seguro

Claves para el e-commerce

Gracias a la implementación acelerada de la tecnología en nuestra vida cotidiana nuestros hábitos han cambiado, a tal grado que hoy en día el comercio electrónico mejor conocido como e-commerce es uno de los principales ejemplos de nuestras nuevas formas de comprar o vender productos aprovechando las bondades de las tecnologías de la información para la activación económica. Para abordar el tema de seguridad dentro del E-Commerce, primero conoceremos un poco de los diferentes tipos de E-commerce existentes:

Tipo B2B: Business to business o negocio a negocio, se realiza entre dos empresas que operan en internet es decir proveedores y compradores, por ejemplo un vendedor al mayoreo o un distribuidor de materias primas. Este tipo de negocio ayuda a eficientar la relación comercial entre las empresas.

Tipo B2C: Business to consumer o negocio a consumidor, es el que se realiza generalmente por las empresas que están en internet que utilizan el comercio electrónico para proveer de forma directa productos o servicios a las personas interesadas en ellos a través de una operación online. Las ventajas más destacables que ofrece es la disponibilidad 24/7 de productos o servicios así como una mejor descripción de los mismos para dar claridad a los consumidores y la facilidad de realizar operaciones desde cualquier dispositivo conectado a internet, así mismo la posibilidad de brindar soporte directo al cliente.

Tipo B2E: Business to employee o negocio a empleado, es el que se realiza entre empresa y sus empleados. Este tipo de comercio es utilizado para brindar ofertas internas y favorecer la relación con los trabajadores, así mismo se utiliza como estrategia para motivar a sus empleados a mejorar su rendimiento y obtener mejores beneficios.

Tipo C2C: Consumer to consumer o de consumidor a consumidor, este tipo de negocio es utilizado por aquellas personas que han adquirido un producto y simplemente desean o necesitan venderlo para adquirir un ingreso o recuperar su inversión o parte de la misma. Por ejemplo Mercado libre, Amazon o Facebook hacen posibles este tipo de negocios a través de sus servicios y herramientas de compra venta. Una de las principales ventajas existentes es la posibilidad de reutilizar un producto y adquirirlo a un mejor precio.

Tipo G2C: Government to consumer o gobierno a consumidor, este tipo de negocio es utilizado por los gobiernos para proporcionar proveer servicios a los ciudadanos a través de un portal en el que pueden realizarse los trámites de forma directa mejorando la recaudación de ingresos y brindando accesibilidad desde cualquier lugar o dispositivo para facilitarle los procesos a los interesados. Los gobiernos que implementan esta clase de servicios suelen ligar sus trámites a algún requisito de identidad que les permita identificar mejor a su consumidor y garantizar la seguridad de los procesos.

En todos estos tipos de comercio de electrónico existen ventajas y desventajas por ello es muy importante considerar que siendo vendedor o consumidor deben tomarse precauciones que nos permitan realizar transacciones seguras que garanticen la satisfacción de ambas partes. Entonces hablemos de algunas claves para realizar E-commerce seguro:

  1. Certificado de seguridad: recuerda verificar que el sitio web que visitas es seguro, si bien esto no es una garantía al 100% si lo es como uno de las medidas de seguridad proporcionadas para los usuarios de internet y debes considerarlo como uno de los elementos principales que te dan seguridad, verifica que la página web este utilizando un protocolo de seguro de comunicación y que cuenta con un certificado de seguridad que permite que los datos intercambiados viajen cifrados para mantener protegida la información, en la barra de navegación debe verse un candadito cerrado junto al HTTPS.
  2. Protección de datos personales, esencialmente sin importar de que lado estés esto es lo elemental, proteger la información y garantizar la seguridad de la misma. Un elemento ligado a esto es “El aviso de privacidad” que es obligatorio para quienes realizan el tratamiento de datos personales a través de sus portales web. Presta atención a este aviso y asegurate que exista en el portal que realizarás tu compra o venta de productos o servicios.
  3. Utilización de cookies, parece un asunto sin importancia, pero estas galletitas tienen el poder de recopilar información sobre ti y a su vez generar una lectura de tu comportamiento online que facilita el análisis de los hábitos de consumo y favorece la dinámica comercial, pero debe existir la posibilidad de decidir si quieres que funcionen o no mientras navegas en un sitio, entonces debe existir un aviso sobre cookies y la posibilidad de escoger cuáles pueden activarse mientras se navega en un sitio web.
  4. Verificación de identidad, tanto la empresa como el consumidor deben completar este paso para crear confianza en la transacción. La empresa debe proporcionar datos de contacto e identificación para poder corroborar su existencia y el comprador debe a su vez proporcionar información que lo identifique porque cuando hay dinero en juego, es necesario que ambas partes tengan garantías de contacto para poder aclarar cualquier inconveniente.
  5. Términos y condiciones, cuentas claras amistades largas, es importante dejar todo por escrito y muy claramente en las políticas de compra-venta por ello es indispensable que este apartado sea claro en tanto a lo referente con la transacción que se realizará de principio a fin, incluyendo lo referente a precios y garantías, los plazos de entrega, devoluciones y demás que sea necesario dejar en claro para evitar cualquier clase de conflicto entre las partes.

Aunado a todo esto, debo recordarte lo importante que es el considerar todos los aspectos de ciberseguridad asociados a los servicios de comercio electrónico, mantenimiento, actualizaciones de sistemas y protección de servidores para que al realizar transacciones en internet se hagan siempre con la mayor certidumbre posible, asegúrate de sean portales oficiales o sitios de confianza, protege tus datos personales y procura realizar transacciones seguras a través de servicios o herramientas con buena reputación para garantizar una mayor protección a tu dinero. Estés del lado en el que estés la ciberseguridad es tu mejor aliada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
5/5

Deja un comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay ninguna descripción de la foto disponible.